Los últimos 7 Chistes del Día enviados por e-mail

Add to Google
Clasificación: Crueles
Nota: 3.94 / 35432
La Historia de un Feo.

Voy a contarles mi historia, no es una historia de amor ni tiene un final
feliz, pero es la única que tengo por haber nacido así, feo, muy feo.
Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre, "hicimos lo
que pudimos, pero salió".
Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta.
Como era prematuro me metieron en una incubadora, con vidrios polarizados.
Mi madre nunca me dio el pecho porque decía que sólo me quería como amigo. Así que en vez de darme el pecho, me daba la espalda.
Es por eso que debo haber quedado petiso, tan petiso que en lugar de ser enano, soy profundo. De chico iba por los cuarteles para que me gritaran:
¡Alto! ¡Alto!
Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban:
Señora, a su hijo, ¿Lo parió o lo tejió?
Mi padre llevaba en su cartera la foto del niño que ya venía en la cartera
cuando la compró.
Una vez me perdí, le pregunté al policía si creía que íbamos a encontrar a mis
padres y me contesto:
No lo sé, hay un montón de lugares donde se pudieron haber escondido.
Y para colmo era muy flaco, tan flaco que un día metí los dedos en el enchufe y
la electricidad erró la patada.
Era realmente flaco, para hacer sombra tenía que pasar dos veces por el mismo
lugar.
Pero mi problema no era ser tan flaco sino ser FEO.
Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.
Sí amigos, yo soy FEO, tan FEO que una vez me atropelló un auto y quedé mejor.
Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío a mis padres
para pedir recompensa. Mi padre les contestó que quería más pruebas.
Yo creo que no pagaron el rescate porque en casa éramos muy pobres, pero eso sí, a pesar de nuestra situación económica, somos muy honrados. Mi padre era tan honrado que un día encontró trabajo, y lo devolvió.
Por eso tuve que trabajar desde chico. Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntarme cuánto costaba yo.
Un día llamó una chica a mi casa diciéndome, "Ven a mi casa que no hay nadie", cuando llegué no había nadie.
El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que quería escuchar una segunda opinión. De acuerdo, además de loco es usted muy feo, me dijo.
Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la azotea de un edificio de 50
pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Sus palabras fueron:
¡En sus marcas, listos!
El último deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica.
#43633 
Por: Tomas - Chile
rec.:26/feb/2002    pub.:27/feb/2002    Enviado:1/ago/2015


Clasificación: Animales
Nota: 3.21 / 2592
Esta era una vez dos ovejitas que estaban jugando a la pelota y se les va la pelota y una ovejita le dice a la otra:
¡Beeeeeeee!
Y la otra le dice:
¡Beeeeeeeee tú!
#20692 
Por: daana - Albania
rec.:19/oct/2001    pub.:26/nov/2001    Enviado:31/jul/2015


Clasificación: Borrachos
Nota: 3.14 / 3089
Iban 2 borrachitos en un carro y de pronto le dice uno al otro:
- Llévame para aquel barcito "La perla milagrosa".
Entonces, al otro día se levantan en el hospital todos vendados, y aporreados y uno le dice al otro:
- ¡Ahí no decía "La perla milagrosa", sino la "Curva peligrosa"!
#33506 
Por: Juan Sebastian Osorio Mendoza - villavicencio - meta - Colombia
rec.:1/ene/2002    pub.:11/ene/2002    Enviado:30/jul/2015


Clasificación: Niños
Nota: 3.19 / 2831
Entramos con mis hijos a un restaurante. Al traernos la cuenta, el mesero le arma tremendo escándalo a mi esposa:
—Señora, por favor, ¡devuelva el tenedor que se guardó en el bolso!
Mi señora –indignadísima– vocifera:
—¡Atrevido! ¡Respete! Yo soy una distinguida mujer. Además, no tengo necesidad de una cosa de ésas. ¡Esto es una infamia! en nuestra casa tenemos cubiertos finísimos y muy elegantes.
—¿Cierto, mijo? –se dirigió a mi hijo menor.
Y éste respondió:
—¡Sí, maaaami! Y... ¡de meeejoles leeestaulantes!
Por: Ogil - Colombia
rec.:23/ago/2006    pub.:23/ago/2006    Enviado:29/jul/2015


Clasificación: Animales
Nota: 3.21 / 2785
Había una vez unas hormiguitas que estaban cansadas que un elefante les rompiera el hormiguero, cuando éste se acercaba a una planta para comer. Entonces, las hormigas se pusieron de acuerdo, la próxima vez que venga el elefante, nos subimos arriba de la planta y nos tiramos encima de él y lo picamos todo. Así sucedió, vino el elefante y las hormiguitas se subieron a la planta y se le tiraron encima y lo empezaron a picar. El elefante comenzó a sacudirse y se cayeron todas las hormigas, salvo una que quedó enganchada del cuello. Entonces, las otras hormiguitas le gritaban desde abajo:
¡Ahórcalo! ¡Ahórcalo!
#546 
Por: Jorge Sabbagh - Buenos Aires - Argentina
rec.:5/jun/1998    pub.:1/ene/2000    Enviado:28/jul/2015


Clasificación: Chistes Cortos
Nota: 3.21 / 2832
¡Pepe, Pepe, despierta!
Y le dice el marido:
¡Qué! ¡Qué quieres!
Y dice la mujer:
¡Que se te han olvidado las pastillas para dormir!
#95440 
Por: Rubén & Guillermo - España
rec.:3/oct/2002    pub.:11/oct/2002    Enviado:27/jul/2015


Clasificación: Feministas
Nota: 3.32 / 2172
Los hombres inteligentes son como los ovnis. Todos escuchan sobre ellos, pero nadie los ve.
#50618 
Por: ileana - San pedro - COAHUILA - México
rec.:28/mar/2002    pub.:8/abr/2002    Enviado:26/jul/2015


 


© 1995-2015 EMERgency 24 Inc.

52