Chistes de: Otros...

[512]  24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38  
Nota: 3.04 / 319
¿En qué se parece un toro y un triangulo?
El toro es un animal bruto, Brutus mató a César, cesar no es nada, el que nada no se ahoga, el que no se ahoga flota, una flota es una escuadra y una escuadra es un triángulo.

¿Cómo saldrías del desierto con una naranja?
La naranja tiene vitamina, quitas vita y te quedas con la mina, con la mina provocas un terremoto, quitas terre y te vas con la moto.
#80847 
Por: isaac - granollers - barcelona - España
rec.:27/jul/2002    pub.:7/ago/2002


Nota: 3.36 / 184
Llega un tipo con el amigo:
Oye, fíjate que tengo unas amigas que quieren divertirse un rato este fin de semana, y necesito que me prestes tu departamento para impresionarlas.
Okay, no hay problema, mira te dejo las llaves, total este fin de semana me voy a ver a mis padres, ¿Y cuántas son?
No compa, son 3, a ver como le hago.
Mira, tengo unas pastillas que me recomendaron para estos casos, pero con cuidado solo agarras la mitad de una.
Y llega el fin de semana y está esperando a las chavas, recuerda el consejo de su amigo y ve el frasco de las pastillas y se queda:
Pero son tres amigas, mejor me tomo 1 completa, bueno otra.
Ya el lunes el dueño del departamento llega, abre la puerta y ve el sofá destrozado, la mesa de cristal hecha pedacitos, los floreros tirados, la alfombra desgarrada. Pasa al cuarto y ve sabanas rotas, ropa en trozos, la cama con los resortes fuera, y en un rincón ve a su amigo todo tembloroso, y le pregunta:
¿Qué pasó?
¡No llegaron!
#36 
Por: Victor Garcia S. - México
rec.:21/jul/1996    pub.:1/ene/2000


Nota: 2.95 / 377
Llega un señor y le dice al taxista:
Por favor, déjeme en el semáforo.
Y el taxista le responde:
Yo lo dejo en la esquina, y usted verá como sube.
Por: Amado Cachutt - Venezuela
rec.:11/feb/2003    pub.:15/abr/2003


Nota: 2.68 / 673
Dos marcianos descendieron de su platillo volador. Era de madrugada; en las calles de la ciudad no había gente. Pasaron los extraterrestres por una gasolinera. El que iba adelante se planta frente a una de las bombas y le ordena con voz ronca y gutural:
¡Condúceme ante tu jefe!
El otro marciano se acerca a su compañero y le dice al oído:
No te metas con ese tipo, es peligroso.
¡Bah!, se burla el primero, es sólo un terrícola, hará lo que yo le mande.
Diciendo esto, le apunta a la bomba con su rifle de rayos y le ordena otra vez:
¡Llévame con tu jefe!
La bomba, claro, no responde.
Déjalo en paz, vuelve a recomendar el otro marciano con temor, te digo que ese sujeto es peligroso.
¡Conmigo no!, exclama su compañero.
Y diciendo esto dispara un rayo contra la bomba de gasolina.
¡BRRROOOOOM! Se produce una explosión terrible, los dos marcianos saltan por el aire y van a caer todos maltrechos unos cientos de metros más allá.
¡Tenías razón! Gime el marciano que había disparado.
¿Cómo supiste que el individuo ése era peligroso?
A lo que el otro responde penosamente:
Alguien que se da tres vueltas al cuerpo con una manguera, y luego se la cuelga en la oreja, ¡tiene que ser un tipo peligroso!
Por: María Guadalupe - México
rec.:16/ene/2003    pub.:19/feb/2003    Enviado:26/oct/2004


[512]  24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38  

 


© 1995-2018 EMERgency 24 Inc.

121