Chistes de: Animales

Add to Google
[473]  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15  
Nota: 3.47 / 3146
Caminaba un misionero por la sabana africana, cuando de repente vio aparecer ante si, un león enorme.
El misionero miró a la derecha e izquierda, pero no encontró ningún lugar para ocultarse; ante lo cual comenzó a rezar, diciendo:
Señor, infunde a este animal sentimientos cristianos.
Ustedes dirán que la oración no es eficaz, pero en éste caso sí que lo fue, porque ¡Milagro!
El león se arrodilló y dijo:
Bendice señor este alimento que vamos a comer debido a tu bondad, amén.
#773 
Por: Bittor - Bilbao - Estados Unidos
rec.:12/ago/1998    pub.:1/ene/2000    Enviado:24/jul/2013


Nota: 3.37 / 3653
¿Por qué se cayó la primera ardilla?
Porque estaba muerta.
¿Por qué se cayó la segunda?
Porque estaba abrazada de la primera.
¿Por qué se cayó la tercera?
Porque pensó que era un juego.
#25128 
Por: moises peralta - puerto vallarta - jalisco - México
rec.:12/nov/2001    pub.:14/dic/2001    Enviado:24/sep/2011


Nota: 3.35 / 3676
En cierta ocasión, la oficina de emergencias, recibe una llamada de una persona histérica.
¡911! ¡911! ¡Rápido por favor, mándeme una ambulancia, la policía, a los soldados, es más, hasta los de emigración, pero de una vez!
Atónita, la operadora responde:
Señor, espere, cálmese, ¿cuál es su emergencia?
¡Hay un gato en la ventana! Grita la voz.
Ay señor, dice más aliviada la operadora, ¿todo este escándalo por un gato?
Sí, pero apúrese, ¡Está usted hablando con el perico!
Por: Maruja Sandoval - Nueva York - Estados Unidos
rec.:1/oct/2003    pub.:12/dic/2003    Enviado:2/abr/2013


Nota: 3.47 / 2791
Era un día de fiesta en la selva, y los animales estaban reunidos divirtiéndose, cuando de repente se acabó el licor. Todos discutían quién iría a comprar más licor. Pero ninguno quería ir. Decidieron enviar a una torguita que estaba en la fiesta. Le preguntaron a la tortuguita si quería ir y ella aceptó encantada:
Está bien, yo voy.
Pasó el tiempo y los animales siguieron bailando, cuando de repente ven el reloj y ya había pasado una hora desde que habían mandado a la tortuguita, y empezaron a comentar entre ellos mismos:
Yo no sé quién inventó mandar a esa tortuga, si ella es muy lenta.
Hubiera ido yo, mejor, decía otro.
Y así, todos se quejaban de la tortuga. Cuando de repente aparece la tortuguita y los escuchó murmurando y les dice:
¡Con que hablando de mí, no, ahora no voy!
#247 
Por: Maruquel Osorio - Panamá
rec.:4/sep/1997    pub.:1/ene/2000    Enviado:13/feb/2014


[473]  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15  

 


© 1995-2014 EMERgency 24 Inc.

182