Chistes de: Campesinos

[31]  1 2 3 4 5 6 7 8  
Nota: 2.69 / 1438
Estaba un grupo de turistas recorriendo los bellos rumbos de un poblado rústico en un país; en eso uno de ellos ve a un campesino tirado a la sombra de un árbol descansando. El turista se le acerca y le busca conversación:
Hola amigo, ¿Cómo está ud. ?
Muy bien jefe, aquí descansando.
Dígame, por qué usted no trabaja más por sus tierras.
¿Y para qué?
Para tener grandes cosechas y vender más.
¿Y para qué?
Asi ud poder ganar más dinero y comprar ganado.
¿Y para qué?
Con el ganado hacer reproducir y vender y ganar más dinero.
¿Y para qué?
Para tener una casa bonita y vivir tranquilo y descansar.
¿Y qué estoy haciendo?
Por: kalimba - Texcaltitlan - Mexico - México
rec.:3/ago/2004    pub.:11/ago/2005    Enviado:3/sep/2006


Nota: 2.77 / 885
Se encuentran dos campesinos y uno dice:
Yo tengo un loro que dice "papa".
Y el otro le contesta:
Y yo tengo una lata que dice "arvejas".
Por: Marcelo Casco - Santa Fé - Argentina
rec.:7/dic/2003    pub.:5/mar/2004


Nota: 2.86 / 640
Un campesino harto de su vida se quería suicidar, entonces se sube a un árbol para colgarse, y en lo que está por aventarse, se rompe la rama, y se saca la mugre. Viéndose en el suelo todo maltratado dice:
¡Ay, por querer suicidarme casi me he matado!
#27437 
Por: mahidi - trujillo - la libertad - Perú
rec.:26/nov/2001    pub.:19/feb/2002


Nota: 2.76 / 765
Dos amigos, Juan y Manuel, se van a cazar al campo, y al llegar al punto de encuentro Juan le dice a Manuel:
Compadre, ¿tienes cartuchos para prestarme?, es que se me han olvidado en casa.
Es que sólo tengo dos, y si te doy uno no voy a cazar nada, respondió Manuel.
Venga ya, entonces yo, ¿me quedo con los brazos cruzados o qué?, insistió Juan.
Está bien, toma uno, vete por aquel lado y yo me iré por este, y dentro de media hora nos vemos aquí, ¿vale?, cedió Manuel.
Venga.
Entonces se marchan y vuelven a la media hora:
Hombre Juan, ya era hora, ¿has cazado mucho?, preguntó.
Dos perdices y una liebre, respondió.
¿Y cómo lo has hecho?, preguntó Manuel.
Nada, salieron volando dos perdices a la vez, una liebre saltó, y de un escopetazo me lo llevé todo por delante, ¿y tú que has cazado?, preguntó.
Pues yo, nueve perdices, y diez tórtolas, respondió Manuel.
¿Y cómo lo has hecho?, preguntó Juan sorprendido.
No lo sé, pero tengo un dolor de brazo de tirar el perro para arriba.
#74624 
Por: TomásPérez - Huelva - España
rec.:1/jul/2002    pub.:12/jul/2002    Enviado:6/ene/2004


[31]  1 2 3 4 5 6 7 8  

 


© 1995-2017 EMERgency 24 Inc.

147