Chistes de: Funerales

[21]  1 2 3 4 5 6  
Nota: 2.76 / 1401
En un velatorio, llega un borracho, con una caja de herramientas, se acerca al cajón y ve a la viuda, que le acomodaba la peluca a cada rato al difunto, se compadece, y le dice: Salga un momento y yo le arreglo el problema.
A los 10 minutos llama a los parientes, se acercan ven con asombro que no se le movía para nada el peluquín, y se dirigen al hombre y le dicen: ¡¡Muchas gracias!! ¿cuánto le debemos por este favor? y el les contesta, no es nada señora, por 4 clavos locos, ¿qué les voy a cobrar?
Por: Angel Beccalli - Capital Federal - Buenos Aires - Argentina
rec.:2/ago/2004    pub.:11/mar/2005    Enviado:26/abr/2005


Nota: 2.73 / 1479
Javier y Pablo eran 2 hermanos ricos y malvados que iban a la misma iglesia.
Cuando Pablo murió, Javier le entregó al pastor un cuantioso cheque para que mandara a construir un nuevo templo a todo lujo.
Sólo le pongo una condición, le aclaró en tono despótico: Que en el oficio fúnebre diga que mi hermano era un santo.
El pastor accedió y depositó el cheque en el banco. En la ceremonia fúnebre, subió al pulpito y declaró.
Pablo era un hombre malvado, que engañaba a su mujer, y traicionaba a sus amigos, pero comparado con Javier, era un santo.
Por: Javier - Burundi
rec.:30/ene/2008    pub.:30/ene/2008    Enviado:4/feb/2008


Nota: 2.93 / 839
Un señor iba al funeral del hermano de un amigo. Cuando llegó al funeral, todavía no empezaban y el señor aprovechó para preguntarle a su amigo:
¿Cómo se murió tu hermano?
Tiró un cigarro por la azotea.
¿Y por qué se murió por tirar un cigarro?
Es que se le olvidó soltar el cigarro.
.
#79301 
Por: Daniela - ninguna - ninguna - México
rec.:20/jul/2002    pub.:30/jul/2002


Nota: 3.02 / 605
Un hombre de madura edad se acercaba, como de costumbre, a su kiosco para comprar el periódico, pero éste cuando lo compraba lo abría por la página de los carteles de fallecimientos, y le decía al kiosquero:
¡Que mala suerte! ¡Hoy no he salido!
Al día siguiente iba y decía lo mismo:
¡Que mala suerte! ¡Hoy no he salido!
Y así durante mucho tiempo. Al pasar los años ve el kiosquero que el tío no viene, y se dice a si mismo:
¡Vaya tela! ¡Toda la vida comprando el periódico, y para una vez que sale no lo compra!
Por: Manuel - España
rec.:19/nov/2002    pub.:29/nov/2002


[21]  1 2 3 4 5 6  

 


© 1995-2017 EMERgency 24 Inc.

115