Chistes de: Genios

[14]  1 2 3 4  
Nota: 2.72 / 1056
Cierto día un hombre encontró una botella, al destaparla se dio cuenta que tenía un genio.
Este le dijo: Te concederé tres deseos.
Muy bien dijo el hombre, mi primer deseo es tener mucha lana (dinero)
Concedido dijo el genio y lo convirtió en oveja.
#792 
Por: Omar Acuña - San José - Costa Rica
rec.:17/ago/1998    pub.:1/ene/2000


Nota: 2.93 / 410
Erase una vez un hombre jugando al golf que al acomodar la primera pelota oye que ésta le habla:
¡No me pegues! ¡No me pegues!
El hombre mira con asombro a la pelota y piensa que alguien le está jugando una broma y no le da mayor importancia. Cuando se acomoda para volver a pegarle siente que la pelota vuelve a hablarle:
¡No me pegues! ¡No me pegues!
El hombre asombrado levanta la pelota y ésta le dice que es un genio encantado y que si lo libera, frotando la pelota le concederá tres deseos.
De la pelota sale un elegante genio y le dice:
Te concederé tres deseos con la única condición de que cada deseo que tú me pidas te lo daré, pero le concederé lo mismo a tu esposa multiplicado por 5.
El hombre entusiasmado le dice que no tiene problemas y que su primer deseo era 1.000.000 de dólares.
Entonces, el genio le concede su millón y a su esposa 5 millones.
El segundo deseo es el último Mercedes coleccionable de un color que nadie tuviera. Entonces, el genio le da su auto y 5 para su esposa.
Bueno le dice el genio:
Te falta tu último deseo, piensa bien lo que pedirás.
Está bien le contesta el hombre muy emocionado dice:
Quiero un ataque al corazón así de chiquitito.
#705 
Por: Pedro Y Alejandro - Salto - Uruguay
rec.:29/jul/1998    pub.:1/ene/2000


Nota: 2.32 / 531
Viene un vagabundo caminando, cabizbajo y triste cuando de pronto, en el suelo, ve una lata de sardinas. Sin interrumpir su paso, le da un puntapié a la lata y sin esperarlo; sale un genio de adentro del envase y le dice:
¡Oh!, vagabundo, por haberme salvado te concederé un deseo, pide.
El vagabundo, repleto de alegría le dice:
¡Genio!, yo quiero una casa bien grande, bien grande, con columnas de mármol y fuentes de...
En eso el genio lo interrumpe:
¡Tonto!, acaso ¿No me ves a mí viviendo en esta lata de sardinas?
#1167 
Por: Harlens Valdes Mederos - La Habana - La Habana - Cuba
rec.:14/dic/1998    pub.:1/ene/2000


Nota: 2.09 / 873
Cierto día un hombre encontró una botella, al destaparla se dio cuenta que tenía un genio y éste le dice:
Te concederé tres deseos.
A lo que el hombre responde:
Muy bien, mi primer deseo es tener mucha lana (dinero).
Entonces, el genio le dice:
¡Concedido!
Y lo convirtió en oveja.
#6386 
Por: Bethzaida Carrero - Jayuya - Puerto Rico
rec.:5/jun/2001    pub.:4/feb/2002


[14]  1 2 3 4  

 


© 1995-2017 EMERgency 24 Inc.

102